Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » La Contrarevolución en acción » De la represión a las drogas a su liberalización: ¿cuáles serán sus frutos? ¿Por qué improvisar?
EDITORIAL - De la represión a las drogas a su liberalización: ¿cuáles serán los frutos? ¿Por qué improvisar?
Ultima Modificacion: 2012-06-07 03:48:16

Editorial / 24.042012

Mucho desconcierto causaron las recientes declaraciones del Arzobispo de Bogotá y Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. Rubén Salazar, de que, en el tema de las drogas, "como Iglesia, no nos oponemos a la despenalización, pero sí tendríamos ciertos reparos (sic) frente a la legalización", sin decir si se refería al mero consumo o a la comercialización. Esto, cuando se preveía que en la Cumbre de las Américas los presidentes discutirían el tema.

 

Según ACI Prensa, el Prelado afirmó que "despenalizar significa que a la persona que comete ese acto no se le penaliza por lo que hace. En cambio legalizar significa declarar que su acto es legal y que está de acuerdo a las leyes y por tanto puede convertirse prácticamente en un derecho". Sin embargo, el Arzobispo no dijo qué fuerza disuasiva podría tener una ley que despenalizase, pero no legalizase las drogas. La experiencia indica que tendría el efecto de estimular su consumo y comercio, como sucedió en varios países europeos cuando se despenalizó la práctica del aborto, sin legalizarlo, lo cual redundó en instaurar una política permisivista en la materia, con efectos nefastos en esos países.

 

El Arzobispo indicó que el problema de las drogas exige considerar varios aspectos que deben ser debatidos "sin sentar posiciones absolutamente definidas", agregando que la política antidrogas "no ha dado resultados". "Lo único que hemos tenido ha sido la formación de estas bandas criminales de narcotraficantes" que han contribuido a la violencia, afirmó, pero sin probar que esto último se deba a la prohibición vigente.

 

Con el debido respeto, debemos decir que es difícil imaginar un modo más equívoco de tratar de la materia, calificando las leyes vigentes como nocivas, e imaginando, sin pruebas, que las normas tolerantes serían beneficiosas. El conocido lema “prohibido prohibir” pertenece a los anarquistas y a los promotores y usuarios de drogas, justamente porque, si se lo lleva a la práctica, éstas se expanden por la sociedad.

 

En esa línea, los entrevistadores aludieron a las leyes holandesas que permiten el consumo de drogas, el cual llegó, como se sabe, a los extremos más chocantes. Mons. Salazar se limitó a decir que se debe "estudiar toda la manera de manejar el problema de las drogas, el problema del consumo". Pero agregó que "las políticas holandesas y de Portugal, también de otros países europeos, están empezando a dar resultados en el sentido de una verdadera concientización, educación y ayuda a las personas drogadictas". Pues bien, el Prelado mezcla dos aspectos diferentes, el de la liberalización de las drogas y el de la concientización sobre los daños que éstas producen. Es obvio que esto último es necesario y beneficioso, pero la impunidad del consumo y del tráfico traerá su diseminación por toda la sociedad.

 

 ACI Prensa concluye el despacho diciendo que "buscó comunicarse por teléfono y correo electrónico con el asistente de Mons. Salazar y con el área de comunicaciones del Arzobispado de Bogotá, solicitando una entrevista con el Prelado para aclarar ciertos puntos de su controversial declaración. Sin embargo, hasta el cierre de la nota no hemos recibido respuesta." Pasados varios días sin que haya desmentidos ni aclaraciones, debemos expresar nuestra perplejidad y desconcierto ante los conceptos más arriba comentados.  


Comentarios


2012-09-17 04:42:03
Jesús Herrera
Creo que de algún modo Monseñor Salazar se dejó enredar por los periodistas de la FM. Aún así, dudo mucho que la postura sea ya oficial de la CEC.
2012-09-17 04:41:38
Jesús Herrera
Y reitero mis dudas al respecto de la distinción entre legalizar y despenalizar, cuando hemos visto lo que ocurrió con el aborto. Entiendo perfectamente la posibilidad de que se reconozca la comisión de un delito sin que se penalice a la persona. Pero dado que esta decisión obedece, debe obedecer, a las condiciones particulares del acusado, tal decisión sólo puede ser tomada por un juez frente a cada caso en particular. Una Ley que despenaliza está en realidad legalizando.