Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » » El fraude del calentamiento global
El fraude del calentamiento global
Ultima Modificacion: 2010-09-27 13:00:02

Un montaje alucinante
TRADICIÓN Y ACCIÓN, PERÚ / Alejandro Ezcurra Naón / 14.07.2010



¿Dónde está el "calentamiento"?

 

El Hemisferio Norte soportó el invierno más crudo en muchas décadas, y países como México sufrieron el frío más extremo de su historia. 

 

Heladas en Miami, nieve en Orlando, la mayor nevada de su historia en Washington (¡100 cms.!); granizada sin precedentes en el desierto de Arabia, congelamiento del Mar Báltico; la más fuerte nevada en casi un siglo en Moscú, Francia barrida por un vendaval helado con vientos de hasta 150 k.p.h., Inglaterra paralizada por una ola de frío, nieve y hielo… Desde la India hasta México (que sufrió las temperaturas más bajas de los últimos 124 años), de la China a Europa, y hasta en países del África sahariana como Argelia, las temperaturas caen a niveles sin precedentes (-18°C en España, -20°C en Alemania y Holanda, -23°C en Austria, -41°C en Noruega), dejando un lamentable saldo de cientos de muertos, cortes de energía, caos en el transporte aéreo, terrestre y marítimo… Así comenzó el año 2010 en el hemisferio Norte.


Más modestamente, en el hemisferio Sur, en los dos últimos inviernos (2008 y 2009) nevó en Buenos Aires, por primera vez en más de 80 años. ¿Qué significa todo esto? ¿Y qué fue del tan mentado "calentamiento global"?

 

 

Montaje de un mito publicitario colosal


 


Arriba, en el "período caliente" de la Edad Media las temperaturas fueron más altas que en la actualidad, y no existía contaminación ambiental.

Izquierda, Prof. Phil Jones, el cerebro de la falsificación.

 

Que vivimos una época de anomalías climáticas, es algo evidente, y el reciente invierno boreal lo atesta. Diversos estudios científicos indican como causa probable de esos fenómenos la disminución de la actividad solar, que ya ha comenzado y podrá durar cerca de un siglo, haciendo que la Tierra ingrese en un nueva "pequeña era del hielo" (1)

 

Curiosamente estos datos son poco difundidos; y más bien, desde hace años políticos y científicos de izquierda, como el ex vicepresidente y candidato demócrata derrotado a la presidencia de los EE. UU., Al Gore, se han lanzado a una especie de "cruzada sin cruz" climática, en sentido opuesto. El mundo, afirman, estaría sufriendo un "calentamiento global antropogénico" (generado por el hombre), debido a la excesiva emisión de gases contaminantes de la atmósfera. Apoyan esa versión en un torrente de datos asustadores, suministrados sobre todo por dos organismos: el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés), y el Climate Research Unit (CRU) de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, uno de los centros de investigación más empeñados en demostrar que la Tierra se calienta.

 

Altos dirigentes mundiales multiplicaron hasta el delirio las consignas alarmistas del CRU. La campaña fue subiendo de intensidad, y llegó al clímax cuando hace pocos años Al Gore fue presentado como una especie de "mesías" ambiental de la Tierra; su activismo anticalentamiento le valió el Premio Nóbel de la Paz 2007; su film An Inconvenient Truth recibió el premio de la Academia de Hollywood al mejor documental, y su audio del mismo film ganó el Grammy a la mejor vocalización de filmes. Basta recorrer órganos de prensa de la época, para constatar cómo se acoplaron ciegamente y sin restricciones a esa onda avasalladora.

 

Los medios también ocultaron que un magistrado de la Alta Corte inglesa, el Juez Sir Michael Burton, había desmentido formalmente a Al Gore en una sentencia, afirmando que su film An Inconvenient Truth contenía al menos nueve graves"falsedades inconvenientes" (Inconvenient Untruths) (2).

 

Foto montaje en Internet que ridiculiza el fraude climático, muestra a Al Gore "calentando" la Tierra con su aliento.

 

 

El mito se desmorona, la pesadilla se esfuma…


Pero a fines del año pasado se descubrió que los datos de la CRU eran manipulados. Meses antes dicha institución ya había recibido serios cuestionamientos, cuando el Competitive Enterprise Institute de los EE.UU. la interpeló por haber destruido sospechosamente registros originales de temperaturas, aduciendo "falta de espacio". Y entonces vino lo inesperado: hackers lograron entrar en las computadoras de la CRU y copiar miles de archivos, en los que sus principales científicos se jactan de haber adulterado información, sólo para "demostrar" que el mundo se está calentando… Rápidamente esos mensajes se filtraron a Internet; la falsificación quedó al descubierto, el escándalo saltó a la prensa, y la Universidad de East Anglia tuvo que admitir la autenticidad del material "hackeado"; todo esto, faltando apenas pocas semanas para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático, que se reuniría en diciembre en Copenhague…

 

Con ello la Conferencia se fue a pique antes de empezar, pues los informes que serían el eje de sus debates quedaron desacreditados. Lo único que se logró fue un vago compromiso de algunas naciones, de limitar emisiones de carbono. O sea, lo mismo que nada…

 

El mayor fraude científico de la Historia

 

Tras el monumental fiasco, las cabezas del "calentamiento global" comenzaron a rodar. El director del CRU y principal responsable del montaje de la farsa climática, profesor Phil Jones, fue depuesto de su cargo tras admitir la autoría de los emails (que él mismo calificó de "espantosos") en que se monta el fraude. Otros científicos corrieron la misma suerte. En febrero renunció el Secretario ejecutivo de la Convención de la ONU sobre el cambio climático, Yvo de Boer, notorio "calentófilo". Y no era para menos: el escándalo produjo un tal remezón mundial, que Phil Jones "pensó en suicidarse" (3), mientras que el conocido columnista y dirigente conservador inglés, Lord Christopher Monckton, recomendaba pura y simplemente disolver las Naciones Unidas…

 

 


 

 

Izquierda arriba, gráfico indicando el declive real de la temperatura hasta 1998. Izquierda abajo, el mismo gráfico maquillado para favorecer el mito del "calentamiento".

 

Tal fue, en apretado resumen, la trayectoria del mito del "calentamiento global" desde su apogeo publicitario hasta su bochornoso hundimiento. Sin duda, pasará a la Historia como el mayor fraude científico de todos los tiempos. Y deja pendiente la pregunta: ¿para qué se quiso propagar semejante patraña en escala mundial? ¿Cuál era la meta de sus promotores?

 

Papel del "calentamiento global" en la estrategia revolucionaria

 

Como explica el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira en su magistral obra Revolución y Contra-Revolución, la meta de la Revolución anticristiana es la anarquía, el desorden total. Ésta es la forma más extremada de comunismo —un comunismo sin gobierno aparente ni Estado— y también el régimen más opuesto al ideal católico de sociedad, la civilización cristiana. Por otro lado, desde hace mucho, mitos como el "buen salvaje" de Rousseau o el "admirable iroqués" de Engels, ya indicaban cuál es la forma concreta de anarquía a que la Revolución pretende llegar, coincidente con las formas más primitivas de tribalismo.

 

Pero para llegar a tal extremo sería necesario desmantelar toda la estructura de la civilización actual, y sustituirla por una suerte de tiranía universal, que impusiera un éxodo forzado de los hombres hacia fuera de la vida civilizada. Por más irreal y alucinante que parezca tal propósito, ése es el plan de las fuerzas revolucionarias.

 

Ya en la segunda mitad del siglo XX —coincidiendo con el hippismo y la revuelta de Mayo de 1968— se volvió moda afirmar que la actual civilización capitalista es inviable, y que se debería buscar un nuevo modelo de desarrollo "más humano", y en "armonía con la naturaleza", inspirado en el comunismo de las tribus primitivas (4).

 

Y en los años 90 apareció el pretexto que permitiría pasar de la teoría a la práctica: fue el alegado "calentamiento global". Se afirmaba que el mundo capitalista industrializado genera un tal exceso de gases contaminantes, que desde los años ’60 está provocando un gradual aumento de temperatura de la Tierra. Para frenar ese proceso, sostenían, se debe acabar con la contaminación atmosférica, y por tanto con el agente que la produce, el capitalismo industrial.

 

Se desató entonces un verdadero terrorismo ambiental, que sobredimensiona problemas reales del mundo industrializado —como la contaminación atmosférica causada por el crecimiento desmesurado de las ciudades— para concluir que debemos abandonar la vida civilizada y migrar hacia un estilo de vida elemental, miserabilista y neotribal, que supuestamente no generaría contaminación. O sea, para enfrentar los desequilibrios del mundo industrializado, los agentes de la Revolución proponen saltar hacia un desequilibrio opuesto y muchísimo peor.

 

* * *

En resumen, el lanzamiento del mito del "calentamiento global" constituyó una gigantesca operación de guerra psicológica revolucionaria, un intento de forzar el avance de la humanidad hacia la anarquía universal, que ahora quedó frustrado.

 

Los católicos debemos saludar el fracaso de esa maniobra: es un fraude más de la Revolución que queda al descubierto, y un duro revés para los adversarios de la Iglesia y el orden cristiano. Pero estemos atentos, porque otros mitos-pesadilla, otros fraudes semejantes, todos ellos inspirados por el gran "mentiroso y padre de la mentira" (Jn. 8, 44), no demorarán en tomarle la posta…

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Frío polar cobra al menos 80 muertos en los países del Cono Sur /EL TIEMPO / 20.07.2010

 

 

NOTAS DE PIE DE PAGINA


(1) Ver p. ej. http://mx.news.yahoo.com/s/09032010/90/n-mexico-inicia-peque-hielo-asegura-investigador.html y http://www.entelchile.net/familia/naturaleza/era_hielo/era.htm; cfr. también Jonathan Leake, World may not be warming, "The Sunday Times", Londres, 14-2-2010; Claude Allègre, Ma vérité sur la planète, Ed. Plon-Fayard, París, 2007.
(2) Cfr. Al Gore’s inconvenient judgment, "The Times", Londres, l1-10-2007; ver también: http://business.timesonline.co.uk/tol/business/law/article2633838.ece
(3) www.larazon.es/noticia/2898-el-cientifico-del-climagate-admite-emails-espantosos.
(4) Cfr. Plinio Corrêa de Oliveira, Tribalismo Indígena, ideal comuno-missionário para o Brasil do século XXI, Artpress, São Paulo, 2ª edición, 2008.

 

 


 
 
ENVIAR
 
 



Tenga la bondad de registrar sus datos:
Nombres  * Apellidos  *
Ciudad  * Documento de Identidad  *
E-mail  * Ocupación  *
Dirección Teléfono
Comentarios

* Campos requeridos

Esta de acuerdo con una investigación exhaustiva sobre el CLIMAGATE? SINo



No hay Comentarios para este Articulo