Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » Milagros que enmudecen al incrédulo » En Rio de Janeiro, la Virgen los salvó de la inundación
En Rio de Janeiro, la Virgen los salvó de la inundación
Ultima Modificacion: 2011-04-10 10:05:32

http://noticias.terra.com.br/brasil/noticias/0,,OI4941176-EI17544,00-Rio+santa+salva+da+enchente+e+rebatizada+por+moradores+na+serra.html#tarticle / 12.02.2011 / Luis Bulcao Pinheiro

 

Las devastadoras lluvias caídas en la region serrana de Rio de Janeiro el 11 y 12 de enero pasado —más de 300 mm. de agua en menos de 24 horas— provocaron lo que el gobernador de dicho Estado brasileño llamó “la mayor catástrofe natural de la historia del Brasil”. De un momento a otro, los ríos se desbordaron y furiosas correntadas de lodo, piedras, material de construcción y vegetación se abatieron sobre cinco municipios, dejando al menos 1300 víctimas: 902 muertos y más de 400 desaparecidos.


En medio de la tragedia, en el valle de Cuiabá, distrito de Itaipava (Petrópolis), un prodigio reencendió la esperanza. La crecida del río San Antonio afectó el primer piso de la escuela local, el CE Santa Teresita. Pero una sencilla imagen en yeso de Nuestra Señora de las Gracias, asentada en un rústico oratorio junto a la escuela, a pesar de ser muy liviana y de que el aluvión de barro —que arrastró casas, postes eléctricos, automóviles, ganado, etc.— la cubrió hasta la cintura, inexplicablemente resistió el ímpetu de la correntada, manteniéndose inamovible sobre su base.

 

JPG - 50.3 KB

Los pobladores sólo tienen una explicación para el hecho: ¡milagro! La imagencita, sostiene la profesora Inés Damasceno, quiso quedarse allí “para bendecir a los que también quedaron” [1].

 

 

El extraordinario suceso fue interpretado como un aliento celestial a los sufridos pobladores, y nos deja una lección: en un mundo en que el desorden parece haberse adueñado no sólo de la naturaleza sino de toda la vida de las naciones, pública y privada, presagiando convulsiones y pruebas inesperadas como las previstas en el Mensaje de Fátima, pongamos toda nuestra confianza en la Santísima Virgen, y su proteccion nunca nos faltará.




No hay Comentarios para este Articulo