Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » Tendencias conservadoras » Inglaterra: éxito de visita papal, fracaso de difamación anticatólica
Inglaterra: éxito de visita papal, fracaso de difamación anticatólica
Ultima Modificacion: 2010-10-18 05:17:14

TOMADO DE TRADICIÓN Y ACCIÓN POR UN PERÚ MAYOR / 4.10.210

 

Señal de los tiempos

 

JPG - 17.5 KB

A comienzos de año estalló una resonante campaña de denuncias de prensa, encabezada por los periódicos "The New York Times" y "The Washington Post", a propósito del abuso sexual contra menores cometidos por algunos sacerdotes católicos infieles a su sagrada misión (muchos de ellos cometidos entre 1960 y 1980).

 

La manipulación de de esas denuncias y el simultáneo estruendo publicitaria a nivel mundial, evidenciaba la intención de presentar a la Iglesia Católica como generadora de esas repugnantes conductas y al Papa como encubridor de las mismas.

 

Poco a poco, sin embargo, la verdad de los hechos se impuso, mostrando lo absurdo e injusto de esa ofensiva y dejando al descubierto que se trató de una mera orquestación difamatoria contra la Iglesia misma, a partir de la conducta criminal -a todas luces condenada por la Iglesia- de una exigua minoría de sacerdotes corrompidos. No sólo personalidades católicas, sino también agnósticas, protestantes y hasta judías desmintieron de manera concluyente tal acusación global. Con estadísticas en mano, demostraron además que la ocurrencia de ese delito abominable es incomparablemente menor en las filas del clero católico que en los cuadros dirigentes de otros sectores religiosos o seculares (educativos, deportivos, etc.). La mayor proporción de abusos ocurre —terrible muestra de la crisis moral que devasta el Occidente— en los propios círculos familiares de las víctimas.

 

Inglaterra: éxito de visita papal supera expectativas y desmiente previsiones

JPG - 27.7 KB

Gracias a esa reacción, a mediados de año la ofensiva amainó, aunque no cesó del todo, volviéndose especialmente virulenta en Inglaterra, a propósito del programado viaje a aquel país de S.S. el Papa Benedicto XVI. Desde meses antes, medios de comunicación británicos venían acogiendo todo tipo de acusaciones injuriosas al Pontífice, incluso la sugerencia de que al pisar suelo británico este fuese encarcelado como jefe de una "organización de violadores de niños", y otros ataques del mismo jaez.

 

En medio de esa andanada, los medios preveían con satisfacción que la augusta visita papal sería un fracaso, porque, según afirmaban, los ingleses le darían las espaldas a una personalidad tan cercada de controversia (artificialmente creada por la misma prensa).

 

JPG - 34.3 KB

Pero el único fracaso —y estrepitoso—, fue el de la propia prensa y sus fallidas previsiones. Desde su llegada a Escocia, y en todos los lugares que visitó durante su estadía en el el Reino Unido, el Santo Padre fue acogido con demostraciones del mayor entusiasmo por la población católica y no católica (los católicos son apenas el 10% de la población británica). En Edimburgo fue vitoreado por 125 mil personas. En Glasgow celebró una misa asistida por 65 mil fieles; 85 mil estuvieron presentes en la vigilia de oración en el Hyde Park de Londres, y 60 mil en su Misa campal bajo la lluvia en Birmingham. Multitudes asistieron a todos sus traslados en automóvil. Al dejar Inglaterra el día 19 de septiembre, rodeado del afecto popular, quedó claro que los ataques a su persona simplemente no habían hecho mella en la población, y que el prestigio del Vicario de Jesucristo en la Tierra se mantiene sólido como una roca, por encima de todas las tempestades.

 

Periódicos detractores de ayer: "Papa Benedicto... mis disculpas"


JPG - 10.3 KB

La prensa tuvo que rendirse ante las evidencias. Al día siguiente del regreso del Papa a Roma, los medios en bloque reconocieron que su visita había sido un éxito, desmintiendo todos los pronósticos desfavorables. El periódico liberal "The Independent", que durante el periodo anterior a la visita fuera portavoz del sector laicista más agresivo, publicó un editorial titulado Benedict spoke to Britain ("Benedicto habló a Gran Bretaña"), admitiendo que la visita "había ido mejor, incluso mucho mejor de lo que podía esperarse", gracias sobre todo"a lo que el Papa dijo y a cómo lo dijo". Al otro día, 21 de septiembre, el editorialista Dominic Lawson escribió un reconocimiento no exento del fair playinglés, titulado Pope Benedict ... an apology ("Papa Benedicto ...una disculpa"):

 

"Queremos pedir disculpas por describir a Su Santidad como el líder tiránico con botas militares de una institución corrupta empeñada en la violación de niños y el exterminio de todo el continente africano. Ahora aceptamos que ... es un hombre anciano y dulce ... y que este país tiene mucho que aprender de su humanidad y su preocupación por los más débiles de la sociedad". Y concluye:"La humildad es quizás la más difícil de las virtudes; los más presuntuosos críticos laicistas del Papa podrían aprender de su ejemplo".

 

JPG - 18.7 KB

Los demás periódicos no se quedaron atrás. En el izquierdista "The Guardian", su columnista Riazat Butt sostuvo que"el éxito real de este viaje histórico no fue tanto Benedicto XVI como su rebaño, que desafió las expectativas y la publicidad negativa para dar la bienvenida al Papa a Gran Bretaña".

 

El "Daily Mail", a su vez, comentó que la visita "fue mucho más lejos" de lo que la propia Jerarquía católica esperaba: "el Papa habló al alma de nuestro país, afirmado las verdades morales eternas que nuestros propios líderes políticos y religiosos prefieren evitar". Un editorial del mismo diario, firmado por Stephen Glover, expresa que uno de los mayores éxitos de la visita fue haber mostrado el sorprendente"rostro joven" de la Iglesia Católica británica, mientras critica a los laicistas detractores del Papa, que "no tienen nada que ofrecer como camino de esperanza para los jóvenes ni para nadie". Comentarios análogos hicieron el sobrio "The Times" y el conservador "Daily Telegraph".

 


JPG - 77.2 KB

 

En suma, la Iglesia Católica, actualmente en rápido crecimiento en Inglaterra debido a la ola de conversiones masivas de protestantes anglicanos, salió aun más fortalecida del viaje papal; mientras que en sentido opuesto, la macropublicidad laica dejó al descubierto sus debilidades, mostrando que su declinante influencia sobre los lectores se vuelve simplemente nula, cuando traspone los límites de la verdad.


 

FUENTES


http://www.zenit.org/article-36643?l=spanish
http://catholicvoicesmedia.blogspot.com/
Papa admite reação lenta da Igreja, “O Globo”, Rio de Janeiro, 17-9-2010.

Todas las imágenes pertenecen a Catholic Trust for England and Wales (www.thepapalvisit.org.uk).

No hay Comentarios para este Articulo