Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » Comunismo clásico al acecho » Las Farc y bandas, socios en negocio de la extorsión
Las Farc y bandas, socios en negocio de la extorsión
Ultima Modificacion: 2013-10-11 04:06:39

El Tiempo / 4.08.2013

 

Encuentran nexo entre guerrilla y banda del sur de Bogotá. Compartirían utilidades de delitos


Pequeñas pero peligrosas bandas delincuenciales de barrio se estarían convirtiendo en la alternativa que encontraron las Farc para perpetrar extorsiones y atentados en las ciudades, sin que los guerrilleros salgan de sus campamentos.

 

Según han establecido las autoridades, alias el ‘Diablo’, jefe del frente Urias Rondón de las Farc, hace un año puso en marcha una estrategia para subcontratar a bandas de Bogotá con el fin de extorsionar a comerciantes.

 

“Ubican a grupos delincuenciales en la ciudad, les ofrecen el diez por ciento del dinero de la extorsión y les entregan explosivos para atentar contra las personas que se niegan a pagar”, señaló uno de los investigadores.

 

La misma fuente agregó que en muchas ocasiones el pago a la banda se hace con cocaína, pues algunas de esas organizaciones se dedican al microtráfico y/o a distribuir droga en las ‘ollas’ de la ciudad.

 

Un grupo de la unidad antiextorsión de la Fiscalía y el Gaula de la Policía que investigaban varios casos de extorsiones en Bogotá en los que se lanzaron petardos a las víctimas para amedrentarlas, terminó por encontrar el nexo entre la banda ‘los Pitufos’ y el bloque oriental de las Farc.

 

Un testigo de la Fiscalía y varias interceptaciones telefónicas permitieron confirmar la existencia de un acuerdo entre ‘los Pitufos’ y las Farc para compartir las utilidades de la extorsión en la ciudad.

 

Según el informante, un miliciano de la guerrilla fue el encargado de contactar a John Bolaños, señalado por las autoridades como el jefe de ‘los Pitufos’, quien habría viajado a zona rural de Puerto Rico (Meta) para sellar con el ‘Diablo’ el negocio con las Farc.

 

El expediente dice que la banda que delinquía en el sector de la autopista sur de Bogotá y el municipio de Soacha terminó recibiendo entrenamiento de la guerrilla en explosivos y pasó de los pequeños atracos a la extorsión de empresarios.

 

Con esa capacitación empezaron hace algunos meses a extorsionar a comerciantes y a particulares de la ciudad, a quienes pedían hasta cinco mil millones de pesos. Los investigadores afirman que ya hay 148 casos detectados de personas extorsionadas por los ‘subcontratistas’ de las Farc que habrían atacado con artefactos explosivos a al menos 12 de sus víctimas que no pagaron.

 

Ganan sin arriesgarse

 

Fuentes de la Fiscalía señalan que con esta modalidad la guerrilla busca conseguir dinero con un mínimo de riesgo de captura de sus hombres.

 

“Ya no se mueven grandes grupos de guerrilleros a cometer los delitos, solo envían a uno o dos milicianos que contratan a la banda y sirven de enlace. Si la banda es desmantelada por las autoridades buscan a otro grupo para que la reemplace y así mantienen vivo el negocio”, explicó uno de los investigadores.

 

Aunque en la primera fase de la operación ya fueron capturadas siete personas de la red, Fiscalía, Policía y Ejército trabajan en una segunda operación que busca llegar a los campamentos guerrilleros en el Meta, desde donde se están ordenando las extorsiones y los atentados. Casos similares de tercerización del delito se investigan en Cundinamarca, Medellín, Yopal y Meta.

 

Recordado antecedente

 

Esta modalidad fue usada por las Farc en el atentado contra el exministro Fernando Londoño el 15 de mayo del año pasado, en el que murieron dos de sus escoltas y resultaron heridas más de 50 personas. En la acusación contra dos de los capturados por el atentado, la Fiscalía dice que “en la acción participaron tres organizaciones delictivas: dos tendrían sede en Cali y una en Bogotá”. Las Farc les habrían pagado al ‘Parche de Zuley’ 1.100 millones de pesos para perpetrar ese atentado.

 


No hay Comentarios para este Articulo