Valor:
Pesos Colombianos
Encuentranos en
    
Descargar

Te recomendamos descargas las ultimas versiones de los navegadores para tener una optima visualizacion del Portal
Inicio » Tendencias conservadoras » Scruton: oponerse al matrimonio gay se ha convertido en un crimen intelectual
Scruton. Han convertido en crimen intelectual la mayoritaria oposición al matrimonio gay
Ultima Modificacion: 2013-06-07 05:15:15

Tempi de 14/11/2012

 

 

“En Inglaterra, las estructuras morales han desaparecido, y el sexo se ha desintegrado. A partir de ahí nació una ansiedad, una especie de frenesí que tenía que encontrar así al culpable perfecto para purificar al resto de la sociedad. ¿Quién mejor que Savile, una celebridad muerta que no podía responder a las acusaciones en los tribunales”?

 

Estas palabras son del filósofo e intelectual conservador británico Roger Scruton, que comenta el caso de Jimmy Savile, famoso locutor inglés que murió el año pasado, ahora acusado de acoso sexual y pedofilia. Para el filósofo Scruton “la histeria acerca de la pedofilia es indicativa de una sociedad al borde de su autodestrucción.”

 

 

Ideología sexual

 

Para el intelectual conservador la paradoja es que

 

“las mismas personas que han intentado durante años despenalizar las relaciones sexuales entre menores de edad hoy orquestan una cruzada contra Savile. No es sólo hipocresía, pero es una ideología que quiere reconstruir sexualidad sin los lazos con el orden natural. (…) Esto sobre Savile, se aplica del mismo modo a las acusaciones contra el clero católico utilizando la pedofilia, porque no soportan que los sacerdotes puedan llevar ese tipo de vida. Hoy en día, se da por descontado que no hay diferencia entre el homosexual y el heterosexual; que no hay ninguna diferencia entre el deseo y la perversión; que la castidad es una elección y no una virtud; que las únicas cuestiones morales que rodean el acto sexual son las del consenso y la ‘seguridad’”.

 

Todo es lícito, si hay consentimiento

 

En una lógica “liberal” en la que, continúa Scruton,

 

“el sexo es una fuerza que hay que ‘liberar’ y que es perjudicial cuando se la ‘reprime’, “la pedofilia se convierte en mal, simplemente porque carece del ‘consenso’, mientras que todo lo que los adultos hacen en privado se convierte en moralmente inobjetable. Es el mismo gobierno británico que reduce la edad de consentimiento para el sexo homosexual a los dieciséis años, una edad en la que se va a la escuela todavía. (…) La intelectualidad liberal se ha vuelto incapaz de percibir el peligro de esta entropía social y existe una opinión que prevalece entre nuestras elites que las costumbres sexuales ya no son un asunto público”.

 

Homofobia: delito intelectual

 

Scruton agrega:

 

"Pasando por la liberalización sexual se llega a eliminar el concepto de “sagrado” y sobre todo a invadir el campo de la “institución que santifica la vida de matrimonio cada día”. “La introducción del matrimonio gay no es una cuestión de terminología, sino una decisión que cambia totalmente la esfera social en su conjunto. Debemos prepararnos para un nuevo orden social en el que cualquier tipo de relación sexual se pueda transformar en matrimonio (…). Y será anunciada como un gran paso adelante para la libertad humana”.

 

En muchos países europeos ya existe la “partnership civil” que garantiza a las parejas del mismo sexo los mismos derechos que a las parejas casadas.

 

“Pero los activistas no están satisfechos con el compromiso (…) porque dan a entender que todavía existe una diferencia entre las relaciones heterosexuales y homosexuales. Así están dispuestos a lanzar la acusación de ‘homofobia’ en contra de cualquiera (…). Y al igual que otros delitos intelectuales, la homofobia significa que la única manera de mantenerse a salvo consiste en cerrar la boca”.

 


No hay Comentarios para este Articulo